Hermanos abrazados

Niños y niñas tienen derecho a ser cuidados

Todos los niños y niñas tienen derecho a ser cuidados y protegidos. Pero, ¿qué pasa cuando se presentan necesidades especiales o hay niños y niñas en situaciones de especial vulnerabilidad? En el Día de los Derechos de la Infancia hablamos de proyectos que trabajan cada día cuidando de los más pequeños y asegurando derechos como la protección frente a la violencia, la educación, la salud o el juego.

Especial Día de la Infancia

Noviembre 2020

Cuidopía

El 20 de noviembre de 1989, la Asamblea General de la Naciones Unidas aprobó la Convención de los Derechos del Niño. Este tratado internacional establece cuáles son los derechos de todos los niños y niñas del mundo y está ratificado por casi todos los países del mundo, entre ellos España.

Hoy compartimos la experiencia y la labor de tres organizaciones y proyectos que trabajan asegurando derechos de la infancia como la protección frente a la violencia, la educación, la salud y el juego.

Los proyectos de los que os vamos hablar son el "Teléfono Chat ANAR: un teléfono para la infancia", "Aprendices Visuales: cuentos para niños con autismo" e "Irrikiclown: payasas y payasos de hospital".

 

Teléfono Chat ANAR: un teléfono para la infancia

“Ring, ring”… Suena un teléfono. Alguien descuelga y responde “Teléfono ANAR, buenos días. Hola, ¿en qué podemos ayudarte?”. Así comienza una de las miles de llamadas que reciben a diario en el servicio del teléfono de atención a niños y adolescentes que la Fundación ANAR tiene disponibles las 24 horas del día todo el año.

“El Teléfono Chat ANAR es una línea de ayuda a la infancia que da una respuesta inmediata ante cualquier problema que pueda plantear un menor de edad, su familia o un adulto de su entorno”, explica Diana Díaz, directora del Teléfono ANAR.

Pizarra con el teléfono de Anar

El servicio está disponible para toda España y es totalmente gratuito y confidencial, algo que ayuda a que muchos niños y adolescentes recurran a él para buscar ayuda a sus problemas. Está atendido por un equipo de psicólogos orientadores que cuentan a su vez con el apoyo de abogados y trabajadores sociales. Cualquier problema o situación de riesgo para un niño, niña o adolescente es atendida por los profesionales de Fundación ANAR. Casos de acoso escolar, de agresiones físicas, abusos sexuales o incluso intentos de suicidio, son ejemplos de situaciones que llegan a través de su línea telefónica y del chat online.

Aprendices Visuales: cuentos para niños con autismo

Miriam Reyes tiene un primo, José, al que diagnosticaron con autismo siendo aún muy pequeño. Como muchas otras familias en su misma situación, enseguida vieron que la comunicación y el aprendizaje para José era mucho más fácil a través de las imágenes y no con las palabras. Por eso, Miriam diseñó para José un cuento con pictogramas que resultó todo un éxito y decidió compartirlo por internet.

 

“El autismo es otra forma diferente de aprender. Los niños con autismo no responden tanto a lo auditivo pero sí al aprendizaje visual”

Jose

Los procesos y ritmos de aprendizaje de cada niño son diferentes. Adaptarse a las necesidades especiales de los niños y niñas en su proceso de aprendizaje es también defender sus derechos.

Miriam decidió entonces fundar Aprendices Visuales y empezó a diseñar cuentos basados en imágenes y pictogramas. Los niños y niñas con autismo requieren mucho más la información visual para sus procesos de aprendizaje, pero también los más pequeños, quienes están en la edad pre-lectora o tienen otras necesidades especiales. La colección de cuentos de Aprendices Visuales ayuda a trabajar la autonomía personal con temas como la comida, vestirse o lavarse las manos. Aborda situaciones cotidianas como ir al parque, cruzar la calle o celebrar un día de cumpleaños y trabajan las emociones básicas.

Irrikiclown: payasas y payasos de hospital

 

Payasas Irrikiclown

En la planta infantil del Hospital de Cruces saben que, además de la labor de los profesionales sanitarios, hay otras personas que ayudan especialmente en el cuidado de los niños y niñas hospitalizados: Valentina y Rodi o, lo que es lo mismo, Irrikiclown.

Irrikiclown es una asociación sin ánimo de lucro de payasas y payasos de hospital que intervienen en el Hospital de Cruces de Barakaldo. Desde hace años visitan semanalmente las plantas de oncología, pediatría y la sala de espera de quirófano, haciendo que el tiempo pase más rápido y, sobre todo, más divertido.

 

“Ellas llegan y no sé qué mecanismos usan, pero hacen que ese niño entre. Que se olvide de su situación en esos momentos, que es lo más importante, y nos hacen reír a todas”

 

Begoña Abad es Supervisora de la Unidad de Hospitalización de Pre-Escolares del Hospital de Cruces. Ellas, como profesionales sanitarias, saben lo importante que son esos momentos de diversión y respiro tanto para los niños y niñas hospitalizados como para sus familiares y el cuidado que suponen.

Durante los periodos de hospitalización, tan importante es cuidar del estado físico de los niños y niñas como de su estado emocional. Facilitar y adaptar espacios y tiempos de juego y conseguir que las risas suenen, pueden mejorar el estado de ánimo y el bienestar general de estos pequeños durante su estancia en el hospital.

Si tú también conoces otros proyectos y organizaciones que trabajan protegiendo los derechos de la infancia,
cuéntanoslo en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter e Instagram

Más personas que inspiran cuidados

Aulas hospitalarias: la educación como derecho y como cuidado

Itziar y Gorosti son las profesoras del Aula Hospitalaria del Hospital Universitario Cruces de Bizkaia. Su aula está en la quinta planta del hospital, la de Pediatría. Pero también en cada habitación donde un niño o niña ingresado debe permanecer aislado o en el Museo Guggenheim y ABAO, la Ópera de Bilbao, colaboradores del Aula Hospitalaria. Aquí no hay curriculum fijo, todo se adapta cada día en función de cada niño, de las pruebas médicas que necesite o de cómo se encuentra física y emocionalmente. Lo más importante, dicen estas profesoras, es poner al niño en primer lugar. Porque un niño es niño antes que paciente.