Familia posando

"La exposición 'Cuidadoras' fue un regalo que me hizo la pandemia"

La madre de la fotógrafa Sofía Moro (Madrid, 1966), fue fotógrafa antes que ella. Pero cuando sus padres murieron y tuvo que hacerse cargo de sus ocho hermanos, vendió sus cámaras y sus bártulos de revelado y se dedicó a cuidarles. Después se casó y siguió cuidando, pensando que algún día podría compartir con su hija este maravilloso oficio. Tuvo siete hijos y, como recuerda Sofía, “siempre había un hermano pequeño en casa y nunca tuvo tiempo de enseñarme”.

 

EM-54212. Marzo, 2021

Cuidopía

Neus y Claudi

Neus y Claudi

Sofía Moro es fotógrafa profesional desde hace 25 años, especializada en reportaje social y fotografía documental. Colaboradora habitual de medios como El País Semanal o Vanity Fair, también trabaja vinculada a diversas ONG y organismos culturales. Lo suyo, como ella misma cuenta, es el retrato. Por eso, cuando La Fábrica y el Ministerio de Igualdad decidieron encargarle retratar a siete mujeres para la exposición 'Cuidadoras', en el marco de la edición de PhotoEspaña de 2020, pospuesta en medio de la pandemia, pensó que era el mejor encargo que podía soñar.

¿Cómo surge la exposición 'Cuidadoras'?

La llamada de La Fábrica fue inesperada y me pilló en Galicia, donde veraneo con mi familia cada año. Pensé que, con la que estaba cayendo, era una oportunidad única para reconocer el trabajo de millones de mujeres, y claro, también para hacer buenos retratos.

El Ministerio de Igualdad tenía un estudio sobre los colectivos más habituales de mujeres cuidadoras, y querían trasladar a la sociedad algunos de sus datos de una forma más visual, pero haciendo algo pequeñito. 'Cuidadoras' es el retrato de las mujeres que cuidan, pero también es una llamada de atención para que esta responsabilidad sea reconocida y compartida.

¿Cómo se abordan los distintos perfiles de mujeres cuidadoras que retratas? ¿Cuáles son los criterios para seleccionarlos?

El estudio del Ministerio daba una serie de parámetros sobre perfiles y colectivos de mujeres. Se planteaban tres categorías: mujeres que cuidan de manera profesional y remunerada; mujeres que cuidan de manera no profesional ni remunerada; y mujeres que cuidan de manera no profesional, pero sí remunerada.

En general, yo misma pude seleccionar a las mujeres retratadas, aunque en algún caso concreto me tuvieron que ayudar. Y como agosto lo paso en Galicia, me pareció bien comenzar allí, para no hacer todos los retratos en Madrid, que es donde vivo el resto del año.

A las primeras a las que propuse participar fue a las señoras mayores de aldea, que venden verduras del huerto en un pequeño mercadillo al que yo voy a diario. Poco, lo que tienen cada día, unos tomates, unos pimientos... Teresa me dijo que sí, que ella encantada de salir en la foto como cuidadora. Así que me fui un día a su casa y tuve la oportunidad de ver que los cuidados lo ocupan todo en su vida: casa, huerta, campo, familia, nietos… Para Teresa es tan natural cuidar, que no le parece que haga nada de más. Es una prioridad.

Sofía Moro

¿Con cuál de los retratos de esta exposición te identificas más? ¿Por qué?

Quizá no sea la mejor de la serie, no sé, pero una foto con la que conecto muchísimo es con la de Cristina, la enfermera. Me encanta esa serenidad y esa mirada inteligente, clarísima. Yo si estuviera en La Paz querría que me atendiese esa enfermera. A pesar de saber que vas a posar para una fotografía que luego se va a ver en la calle, en tu propia ciudad. No me puso ninguna pega, fue todo muy fácil. Me gustó mucho conocerla y me gustó mucho fotografiarla.

Sofia Moro enfermera

Sofia Moro enfermera

¿A qué persona que te ha cuidado hubieras incluido en esta exposición?

A mi madre, inevitablemente.

Para mí tienen un mérito especial las mujeres de su generación, aquellas que ahora tienen 70 u 80 años. Son mujeres que han tenido una familia numerosa, muchas de ellas, que cuidaron con alegría y con muchísimo esfuerzo… ¡Mi madre tuvo siete embarazos, solo de pensarlo…! Creo que son más resistentes que nosotros, se han quejado mucho menos y han cargado a su espalda con muchas cosas y, muchas veces, en solitario.

La exposición transmite la idea de que los cuidados en esta sociedad recaen mayoritariamente sobre las mujeres. ¿Qué papel crees que juegan los hombres? ¿Alguno te pidió salir también en la foto?

Al principio, se planteó incluir a un hombre en los retratos, pero al final se decidió que no. No por menospreciar, ni mucho menos, si no por centrar más el foco, por ser más claros.

Yo creo que hay hombres cuidadores, magníficos cuidadores. Pero los cuidados recaen mayoritariamente en las mujeres y de manera invisibilizada.

La verdad, mientras hice las fotos, ninguno se sintió ofendido por no salir. Por ejemplo, el marido de Teresa. Yo creo que veía clarísimo que ahí, quien llevaba la carga de todo, era ella. O cuando estuve con Faith, una mujer nigeriana que es auxiliar de enfermería y que me decía: “Es una vocación, yo siempre he cuidado. Si fuera hombre, también cuidaría”.

“No creo que cuidar sea cuestión de género o de sexo, es cuestión de humanidad”.

Enfermera

Enfermera

Ahora que ya está realizada y con la percepción de este año de pandemia y cuidados, ¿a quién más incluirías en tus retratos?

A muchísima gente, porque es verdad que la pandemia los ha visibilizado mucho. Nos hemos dado cuenta de que una sociedad como la nuestra progresa gracias a muchas cosas, pero sobre todo, a una cadena de cuidados delicadísima e importantísima.

Lo primero que se me viene a la cabeza son las mujeres y los hombres que trabajan en las residencias de mayores, que han tenido que vivir una situación durísima, han visto morir a mucha gente, han estado ahí y han seguido estando ahí… Si me das a elegir, sería a los primeros a los que me acercaría.

Todas las fotos de Sofía Moro, junto a las biografías de las mujeres que protagonizan 'Cuidadoras. 7 relatos de vida', pueden verse en la página web de PhotoEspaña, en colaboración con el Ministerio de Igualdad.

La perspectiva de género en la respuesta a la COVID-19”, estudio del Instituto de la Mujer, Ministerio de Igualdad.

Más personas que inspiran cuidados

Más de dos millones de personas se hicieron voluntarias durante la pandemia

Según la Plataforma del Voluntariado de España, en nuestro país hay 2,7 millones de voluntarios. Algunos toman esta decisión cuando llegan a cierta edad y disponen de más tiempo, pero también hay quienes compatibilizan su vida laboral, familiar y personal con un voluntariado. Colaborar en una organización o asociación, poner su conocimiento al servicio de un colectivo, dedicar unos días o meses al año a un proyecto concreto, hacerlo en el barrio donde vives o al otro lado del planeta… Hay muchas formas de ser voluntario, pero si algo tienen en común todas ellas son las ganas de aportar lo mejor que pueden dar.